Type to search

«ES INEPTO Y COBARDE»/ En Nicaragua Daniel Ortega no ha dado la cara desde que se desató pandemia por coronavirus

Share

Redacción Méjico Today

«Sé como Ortega», en referencia al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que no ha dado la cara en público desde que el coronavirus pasó de epidemia a pandemia, es el mensaje que se ha hecho viral en este país para que los nicaragüenses no salgan de sus casas.

«Ortega no va a marchas ni reuniones. Ortega no manda a sus nietos a clases. Ortega no sale para nada de (su) casa. A Ortega le interesa su vida. Sé inteligente, sé como Ortega», es el mensaje con ironía que se ha popularizado en las redes sociales en Nicaragua pero que igual sirve como ejemplo a seguir para enfrentar el coronavirus.

El mandatario, de 75 años, junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, que en junio próximo cumple 69 años, no participan en actos públicos desde el 21 de febrero pasado cuando el general Julio César Avilés tomó posesión de su tercer mandato consecutivo, por otros 5 años, como comandante en jefe del Ejército de Nicaragua.

Ortega y Murillo tampoco encabezaron una marcha organizada por el Gobierno el pasado 13 de marzo y denominada «Amor en tiempos del Covid-19», en la que miles de simpatizantes sandinistas y trabajadores marcharon por Managua, pero sin la presencia de los convocantes y homenajeados, ni de sus hijos, que sí habían participado en marchas anteriores.

Oposición lo tilda de inepto y cobarde

«¿Saben por qué Ortega no sale a dar la cara ante la crisis de #CoronaVirusNicaragua?, porque es un cobarde, porque es un inepto que no sabe qué decir en una crisis como esta y se esconde, pero para sus seguidores es un dios que habla por medio de su sacerdotisa», escribió en un tuit el político opositor Eliseo Núñez.

La que ha estado al frente sobre la situación del coronavirus en Nicaragua ha sido Murillo, esposa de Ortega, aunque no lo ha hecho de manera presencial ni en reunión de ministros, sino a través de llamadas telefónicas a la televisión, donde ha confirmado los dos casos de COVID-19 que se han detectado en el país.

Sus críticos consideran que la pareja presidencial no se exponen en público por temer a contagiarse de la enfermedad y también porque saben que están entre la población más vulnerable a ese virus.

Exguerrillera: Negligente e irresponsable

Sus defensores, por su parte, justifican la ausencia pública del mandatario bajo el argumento de que él delegó en su esposa el tema de la información y en las autoridades de Salud el de la prevención.

«¿Y Ortega? ¿Por qué no aparece para nada? Esconde la cara, su régimen es negligente e irresponsable, poniendo en peligro la vida de los nicaragüenses», escribió, por su lado, en un tuit la exguerrillera y ministra de Salud durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) Dora María Téllez.

Téllez, actualmente disidente, catalogó como «conducta criminal convocar desde un micrófono -en alusión a Murillo- a que las personas se expongan al contagio del coronavirus» al promover una jornada de visita casa a casa contra el COVID-19.

El Gobierno promueve una campaña realizada por pequeñas brigadas sanitarias, acompañados de policías, con el objetivo de brindar información sobre el cuidado de la salud frente a la pandemia de COVID-19, que ha recibido el rechazo de miles de familias que no han abierto sus puertas.

Nicaragua no ha decretado alerta ni restricciones

Nicaragua ha confirmado dos casos de coronavirus, sin fallecido, y un sospechoso.

Hasta ahora Nicaragua, a diferencia del resto de países de Centroamérica, no ha decretado ningún tipo de alerta o emergencia por la pandemia, ni ha ordenado la suspensión de las clases.

Tampoco ha restringido la entrada ni movilidad en el territorio a ningún viajero y ha dicho que no establecerá ningún tipo de cuarentena a los afectados.

Como el Gobierno no ha tomado medidas de prevención ante la pandemia, solamente de vigilancia, los nicaragüenses han decidido actuar por su cuenta con base en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Fuente: Yahoo / Gráfica: Cortesía

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *