Type to search

ATROZ BRUTALIDAD/ Policías de León, Guanajuato, violentaron sexual, física y verbalmente a adolescentes que protestaban por DD.HH.

Share

Redacción Méjico Today

La redada policíaca que tuvo lugar en el centro de León, Guanajuato, luego de una manifestación contra las agresiones sexuales que sufrió la adolescente Evelyn hace menos de dos semanas por parte de policías municipales, dejó como saldo al menos 22 de detenciones arbitrarias contra menores y adultos, denuncias de tortura, agresiones sexuales, brutalidad policial y múltiples violaciones a los derechos humanos.

Además, se pudo constatar de primera mano que las diferentes delegaciones de las Centrales de Policía (CEPOL) a nivel municipal negaron brindar información sobre la identidad, estado físico y paradero de las mujeres detenidas tras la manifestación.

De acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), además de un varón y 22 mujeres liberadas alrededor de las 4:00 horas del 23 de agosto, se tiene información de mujeres que no llevaron a las estaciones de la policía, pero que tampoco se tienen sus nombres.

REDIM teme que sean víctimas de desaparición forzada por parte de policías de León.

Rasgos de tortura

Una menor de 17 años, quien fue detenida en el Centro de León, cerca de la Plaza Expiatorio, narró que cuando las agentes la subieron a la patrulla junto con otras manifestantes la insultaron y la comenzaron a golpear.

Relató que durante todo el trayecto los policías la violentaron física, verbal y sexualmente. Recibió varios golpes en la cabeza, le jalaron el cabello y le tiraron varios puñetazos. Cuenta que las compañeras que intentaron defenderla también recibieron golpes de parte de las oficiales.

En su testimonio dio cuenta que agentes varones golpearon a más compañeras. Una de ellas fue ahorcada y tuvieron que auxiliarla por las marcas de violencia que tenía en el cuello.

La menor aseguró que un policía la agredió sexualmente metiéndole la mano bajo la falda.

Compañeras de esta menor de 17 años confirmaron su testimonio y agregaron, además, que entre varios agentes la semidesnudaron antes de subirla a la patrulla, subiéndole la falda y rompiéndole la blusa.

El testimonio de esta menor confirma más agresiones sexuales a adolescentes que participaron en la manifestación.

Policías aplicaron ahorcamientos

Otra mujer detenida con quien los medios lograron comunicación la madrugada del 23 de agosto, relató que cambiaron los datos de su acta de detención policial, de lo cual se dio cuenta cuando llegó con el juez: hora de arresto, los cargos imputados, el lugar de la detención fueron cambiados.

Explicó que la hora del arresto que anotaron era a las 10:30 de la noche y el lugar la calle Madero del Centro Histórico, una conocida zona de bares en la ciudad. Dentro del acta de detención decía también que se tuvo que aplicar fuerza porque se opuso a la detención, cosa que no sucedió de esa manera.

De acuerdo con más de diez testimonios recogidos, muchas manifestantes fueron ahorcadas cuando se reunieron afuera de la caseta de policía en la Plaza Expiatorio, a quienes también les golpearon a puño cerrado y les jalaron del cabello.

A una menor de edad le arrancaron las perforaciones de la cara y las orejas al arrestarla; declara que una agente le dijo “estas arracadas me gustan para la boda de la próxima semana, me las voy a quedar”.

Otra manifestante recordó como una agente la estaba ahorcando, pero cuando le dijo lo que estaba haciendo la policía le respondió: “no te ahorqué, sigues viva”.

Otras manifestantes que fueron a auxiliar a sus compañeras agredidas en el Arco, los policías las empezaron a seguir en automóvil. A otras las bajaron de sus autos para arrestarlas cuando ya estaban lejos del primer cuadro de la ciudad.

La mayoría de las detenidas recibieron comentarios denigrantes y sexualizantes de los agentes varones que participaron en la redada posterior a la manifestación.

De forma general, los testimonios recabados relatan que las agentes les amenazaban personalmente, se burlaban de ellas, las ofendían y las golpearon en muchas ocasiones al interior de las patrullas.

Un grupo más de mujeres cuenta que llegando a las instalaciones de CEPOL Norte, las amenazaron con tomarse “selfies” con ellas sin su consentimiento y que les traerían policías varones en forma de amenaza.

Las acompañantes y manifestantes detenidas confirman que las patrullas 717 y 713 municipal, así como la 113 estatal fueron algunas de las involucradas en la redada. Fuente: Yahoo / Gráfica: Cortesía

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *